LIBRETAS VACÍAS


Desde bien pequeña cada vez que paso por una papelería, un todo a 100 y hoy, en un bazar chino, no puedo evitar enamorarme de alguna libreta y de algún boli. Tengo incontables libretas preciosas, con tan solo un máximo de 40 páginas escritas ( las que tuvieron suerte) y la mayoría tan solo una a lo sumo dos, pero sigo comprando libretas y bolis.

Todas llegaron a mi con la buena intención de irme a la playa y escribir, de escribir un diario de viaje, de llenarla de letras de canciones, de llevar un diario o tan solo, que esa preciosa libreta vaciaría mi cabeza de los miles de pensamientos que la recorren sin descanso a todas horas y me darían la libertad de una mente en blanco y en paz por una vez.

Pero nunca lo consigo. Mi mente sigue llena de miles de frases, de cientos de pensamientos, de análisis de emociones, de momentos, de experiéncias...que cuando se ponen frente a una de esas maravillosas e inmaculadas libretas, se niegan a salir, no se como expresarlo en palabras, cuanto menos...curioso no?

Entre todas ellas hay a lo mejor, dos completas, pero yo sigo acumulando libretas vacías esperando a compartir conmigo mis pensamientos... Hoy escribo...en el ordenador, para colgarlo en mi blog. Mis libretas siguen vacías...y mi cabeza repleta. Que rara soy joder

3 comentarios:

mammamia dijo...

Mi querida niña,¿Tú rara?
¿Crees que el tener la mente en blanco es sinónimo de paz y tranquilidad?¿Que todo lo que llena tu mente no sabes expresarlo?
Ya lo has hecho,y maravillosamente,ahora solo tienes que escribir todo esto en una de tus libretas.Nunca dejes que se te quede la mente en blanco.
Besos flamencos sentiitos y jondos.

SUE dijo...

creo que no escribo en libretas...porque no me gusta mi letra...fíjate tú... Gracias mami

Marta dijo...

Ufff!! a mí me sucede lo mismo. Incluso tengo algunas estropeadas que no soy capaz de tirar.

Un abrazo

http://vivoenunmongui.blogspot.com/